0 Flares Google+ 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

El objetivo de este artículo es ayudarte a manejar tu condición eficientemente. Puedes prevenir muchas complicaciones si adoptas estos hábitos simples.

http://gestionatusalud.comElige una dieta sana, lo que significa que siempre debes revisar las etiquetas de los alimentos que compras. Muchos alimentos tienen cantidades poco saludables de grasa o azúcar, a pesar de que no sospeches que estos los tengan. Por lo tanto, las mejores marcas baratas de carne molida contienen una gran cantidad de grasa e incluso los mejores jugos de naranja contienen un nivel muy alto de azúcar agregada.

Cuando vayas de compras, siempre revisa las etiquetas para descubrir cuanta azúcar, aceite o grasa contienen los productos que vas a comprar. También deberías tratar de buscar productos que no tengan azúcar añadida, y reemplazar la carne roja por pescado o aves. Ten cuidado con los endulzantes artificiales tales como el jarabe de maíz con alta fructuosa, que es muy poco sano.

Visita a tu médico con regularidad. Cuéntale de cualquier problema que hayas descubierto o has todas las preguntas que tengas con respecto a tu condición. Cuando vas al médico una vez al mes te aseguras de que estas comiendo adecuadamente, estas haciendo suficiente ejercicio y que tu condición se encuentra bajo control. Tu médico de confianza no es el único que te puede ayudar. También puedes consultar con un nutricionista para que te ayude con tu dieta; un entrenador personal también te puede ayudar con tu rutina de ejercicio; un especialista en el cuidado de los pies te puede asistir con las necesidades especiales para tus pies.

Analiza tus niveles de glucosa con regularidad a través del día. Existen diferentes productos para esto, incluyendo monitores e indicadores en tiras. Prueba diferentes soluciones, y escoge algo que puedas llevar con facilidad a cualquier lugar a donde te dirijas. Si utilizas u producto desechable, asegúrate de siempre tener suficientes unidades disponibles. Contacta a tu proveedor de seguro médico para descubrir diferentes productos y elegir la solución más económica.

Beber alcohol no es una buena idea. Cuando bebes alcohol haces que la presión sanguínea se eleve y aumentas las probabilidades de desarrollar una condición diferente que incluye enfermedades del corazón o la vista. Cuando bebes alcohol tus niveles de glucosa disminuyen considerablemente. Si bebes un trago ocasionalmente, no es ningún problema, mientras continúes controlando los niveles de tu sangre y comas alguna cosa para equilibrar los niveles de glucosa. Si estas tomando medicamentos para la diabetes, deberías evitar beber, ya que el alcohol y las medicinas son una combinación peligrosa.

Los nieles bajos de glucosa pueden causar varias enfermedades de las encías. Necesitas limpiar tus dientes a fondo varias veces al día e ir al dentista con regularidad. Si tus encías te duelen, sangran o se están deteriorando, anda a tu dentista de de inmediato y practica una mejor higiene bucal. Una boca seca y mal aliento permanente también pueden ser causados por la diabetes, esto incrementa el riesgo de que se desarrollen enfermedades en las encías. Visita a tu dentista una vez al mes para que te revise y limpie los dientes y encías.

Has unos pocos cambios a tu estilo de vida y acostúmbrate a revisar y monitorear tus niveles de glucosa. Manejar tu condición se hará más fácil mientras te vas acostumbrando.

 

Recibe un cordial saludo

Atentamente

Bernardino Santamaria

 

Traído a Ti por:

http://gestionatusalud.com

 

 

0 Flares Google+ 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×