Segunda Parte: La mentira del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH)

0 Flares Google+ 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Segunda Parte: La mentira del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH)

http://gestionatusalud.comDebido a la relevancia de este tema, te pido por favor lo compartas con tus contactos de e-mail, así miles de personas más se podrán beneficiar de saber esta importante verdad y descubrirán la mentira más grande del siglo.

En nuestro primer artículo en relación a este interesante tema, hablamos de que es el SIDA, como el Dr. Estefan Lanka dice abiertamente y con base científica que el virus de VIH o SIDA es una mentira, también la revista Continuun fue creada para desenmascarar todas las mentiras relacionadas con este tema, además de que hay una recompensa de 10 mil euros a quien demuestre que si existe, y dejamos en pie la siguiente pregunta:

¿Sera que estas personas, revistas y científicos están equivocados al decir que el VIH es una mentira?

Aquí tienes la respuesta a esta interesante cuestión.

Cinco premios Nobel señalan que no es un virus el causante del SIDA

Kary Mullis, Premio Nobel de Química en 1993, indica que no existe evidencia científica que lo demuestre.

Walter Gilbert, Premio Nobel de Química en 1980 señaló que dada la falta de evidencias y la desprolijidad de quienes afirman que el VIH existe, no se sorprendería si el SIDA no es causado por un virus.

Barbara McClintock, que obtuvo el Nobel de Medicina en 1983, tampoco cree que el SIDA sea causado por el VIH.

Por otra parte, Stanley B. Prusiner, quien descubrió los priones y Alfred G. Gilman, que determinó la actividad de la proteína g en las células, directamente acusan a Robert Gallo de inmoral. Haciendo referencia a los “aberrantes” métodos “no científicos” en la identificación del VIH como causante del SIDA. “

El comportamiento de Gallo fue una temeridad intelectual y esencialmente inmoral”, dictaminó Alfred G. Gilman.

Macro estafa y negocios billonarios, que matan personas:
Pedimos al lector que corrobore la información por su cuenta, no desarrollaremos en profundidad cada punto ya que tomaría 300 páginas cada uno. Sin embargo la información está disponible en la red, por ahora.

Las mentiras de Wikipedia sobre Robert Gallo, y su desinformadora página “Negacionismo” del VIH/SIDA, donde se nombra a Stefan Lanka pero sin mencionar sus estudios, no alcanzan para tapar la realidad: El “Dr.” Gallo, inventor del sida sin ser médico, mantenía relaciones sexuales adúlteramente y sin preservativo con la bióloga de su equipo, Flossie Wong Staal, y lo hacía en su laboratorio, mientras indicaba que estaba investigando el SIDA.

Gallo dejó irresponsablemente embarazada a Flossie Wong Staal, y lo ocultaron, pero el marido de Flossie los descubrió y se divorció.

¿Por qué el Dr. Gallo es el único defensor público del ‘VIH/SIDA’?

La respuesta es sencilla: Gallo fue quien inventó la mentira y sabe que puede ir a la cárcel si es juzgado por ello. Fueron los cuatro artículos del equipo del Dr. Gallo aparecidos también en la revista Science el 4 de mayo de 1984, los que revolucionaron el mundo del SIDA. Desde un principio todo indicó que el artículo central, que dio nacimiento al ‘VIH/SIDA’, fue falsificado por el Dr. Gallo.

Gallo fue condenado por fraude cuando se comprobó que falsificó sus artículos de la revista Science (Crewdson, 2002).

Mikulas Popovic, el principal colaborador del laboratorio de Gallo en los artículos de la revista Science de 1984, donde se presentó la macro estafa del sida, declaró a la comisión de la OSI (Oficina de Integridad Científica de EE UU) lo siguiente: “Desde el principio de esta investigación, siento que he sido presumidamente culpable y forzado a probar mi inocencia. Había pensado que en este país, el proceso era el contrario. Peor todavía parece que la investigación nunca termina.

En algunos momentos, el prolongado exilio del laboratorio destruirá mi capacidad para funcionar como un científico productivo. Semejante ostracismo no es nuevo para los checoslovacos, después de todo Franz Kafka vivía en Praga. Vine a este país para escapar de semejante injusticia. Por favor no probéis que estoy equivocado”. (Crewdson, 2002, Science Fictions (Ficciones científicas), p. 409).

Su abogada, Barbara Mishkin, intentó filtrar, sin éxito, la teoría de que Popovic era una víctima de la ambición e influencia de Robert Gallo. No podía “abandonar el barco” -de la estafa-, declaró sin pelos en la lengua. (B. Mishkin al OSI, Abril 2, 1991).

Mientras tanto, Gallo dijo que tenían 50 virus VIH aislados, pero en los artículos de la revista Science de 1984 de Popovic sólo se citaban 5. Cuando el experto Robin Weiss solicitó que le enviaran muestras jamás lo hicieron. Todo era mentira, no existían los 50 virus aislados (Crewdson, 2002: 148).

Como denuncia Stefan Lanka: Hasta la fecha, nadie ha podido comprobar el aislamiento de los virus de Gallo ni de ningún VIH en el mundo.

El Dr. Montagnier, otro promotor del SIDA, tuvo que reconocer que en África los exámenes dan positivo por la malaria, y que el SIDA es causado por estrés oxidativo (malos hábitos). Montagnier señaló que ni hay ni habrá una pandemia en Europa (Tahi, 1996). Además, se vio obligado a declarar que las personas pueden curarse sin medicamentos.

El Dr. Montagnier es disidente de la versión oficial desde 1990, cuando formuló su “hipótesis de los co-factores”. Sin embargo, continuó hablando de la existencia del VIH sin evidencia científica: “puesto que el VIH no puede matar ninguna célula por sí solo, hace falta que haya otro factor que actúe al mismo tiempo sobre la misma célula”.

Durante una decena de años estuvo buscando mico plasmas y otros microbios sin encontrar ninguno que se pueda “convertir” en “co-factor” del VIH. Desde hace unos años, habla de otros co-factores mucho más interesantes y que realmente inciden sobre el sistema inmunológico: Miedo, angustia, problemas psicológicos, malos hábitos de vida, etc.

Finalmente el Dr. Montagnier se opuso al tratamiento del SIDA: Aunque su propuesta fue tímida, posiblemente bajo la presión infernal de la mafia médica. Tuvo que recomendar que se ingiriesen antirretrovirales venenosos, “pero sólo durante algunos pocos meses”, y enfatizó que lo importante es tomar antioxidantes y llevar una vida sana. En esta línea, visitó Madrid en diciembre del 2007 en busca de antioxidantes naturales.

Entonces ¿Qué tan confiables son los exámenes de laboratorio para identificar el virus del VIH o SIDA?

Esa pregunta la responderemos en nuestra tercera parte de este interesante tema:

 3ra Parte: La mentira del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH)

Ezequiel Montaño

Naturista.

 

Recibe un cordial saludo
Atentamente

Bernardino Santamaria

 

Traído a Ti por:

http://gestionatusalud.com

 

0 Flares Google+ 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 0 Flares ×

Deja un comentario